RAQUEL CARRERA QUINTANA, 16 AÑOS DE TALENTO Y TRABAJO

No fue fácil para una niña que aún no había cumplido los catorce años tomar la decisión de dejar atrás su familia y sus amistades en Ourense, y desplazar su residencia a la ciudad de Vigo para apostar por una vida en el que el baloncesto profesional pudiera tener cabida.

Tampoco fue fácil para un club, limitado en presupuesto y disponibilidades, prescindir de unos recursos destinados a corto plazo para la primera plantilla y dedicarlos a una joven promesa, con la incerteza del rédito de la apuesta.

Estaba claro que los deseos de la niña se fusionaron con los deseos del club, y en los dos años y dos meses en que han unido sus líneas vitales el resultado no puede ser más que satisfactorio para ambas partes.

Raquel Carrera Quintana cumple hoy 16 años y no ha parado de cosechar éxitos, tanto individuales como colectivos, en su incipiente carrera baloncestista. Como jugadora del Celta en categorías de formación, ha alcanzado un pleno de campeonatos gallegos y disputado varios campeonatos de España. Especialmente brillante resultó el Campeonato de España Cadete 2016 en el que logró el MVP, pese a que Celta Zorka quedó clasificado en sexta posición final. Los ojos de los observadores federativos supieron reconocer el talento de la ourensana, fuera de los puestos de honor del campeonato.

En el ámbito del baloncesto federativo nacional, su presencia en las mismas es una constante en las últimas competiciones. Este verano de 2017 ha formado parte del combinado U16 logrando la quinta plaza en el torneo celebrado en Bourges, que aunque resultó insatisfactorio tras perder en cuartos de final ante Italia, dejó finalmente un buen sabor de boca pues se alcanzó la clasificación para el Mundial U17, reto del próximo verano para nuestra jugadora.

En el verano de 2016 Raquel duplicó el trabajo veraniego. Fue convocada para el Europeo de Udine en la categoría U16, en el que se proclamó campeona siendo la única jugadora de la generación 2001 que formó parte del equipo. Pero no fue el único torneo que disputó ya que fue reclamada para el mundial U17 disputado en Zaragoza, anticipándose en este caso en dos años a lo que hubiera sido su año natural. Logró la sexta plaza final, siendo compañera de equipo de Ainhoa Lacorzana.

Como jugadora en Liga Femenina-2, Raquel es la debutante más joven que ha vestido la camiseta del Celta en su historia como C.D. Bosco. Contaba con catorce años, once meses y un día. Esta temporada está mejorando ostensiblemente sus aportación ofensivos con 9,2 pts por partido, manteniendo una aportación de 5,6 rebotes de promedio y siendo una pieza fundamental para Cristina Cantero, que ya cuenta con ella como titular indiscutible en el juego interior celeste