Lección de competitividad sin premio (46-53)

Infas3

Celta Femenino se quedó fuera de la lucha por las medallas. Y lo hizo en una soberbia demostración de competitividad y orgullo, la misma que lleva demostrando durante todo el Campeonato de España. La superioridad física del rival Sant Adriá, actual portador del título, y su mayor resuello en los instantes finales, alejó la victoria de las viguesas. Por ella porfiaron las de Cesar Iglesias durante todo el choque, dominando el marcador y no siendo inferior nunca a sus rivales.

Se llegó al último cuarto con todo por decidir. Las faltas personales de Celta fueron un lastre excesivo que penalizó al equipo en los últimos tres minutos. En ese momento y con máxima igualdad en el marcador, las catalanas alcanzaron el billete para semifinales, merced a un parcial definitivo.

Este viernes desde las 18 horas, las celestes disputarán ante Femení Maresme el quinto puesto final, poniendo broche a un extraordinario campeonato.