Sin ninguna opción en A Malata (78-52)

BAXI FERROL (78): Laura Fernández (0), Patricia Cabrera (13), Geraldyn Leaupepe (2), Brooke Salas (7) y María Aijanen (6) –cinco inicial- Julieta Mungo (3), Patricia Benet (15), Natalia Rodríguez (7), Andrea Boquete (10), Sune Swart (15).

CELTA ZORKA RECALVI (52): Ainhoa Lacorzana (2), Adrienne Motley (14), Lucia Fontela (7), Maja Stamenkovic (12), Marita Davydova (0) -cinco inicial- Noa Comesaña (0), Clara Prieto (5) y Angela Coello (2), Sara Vidal (0) y Rose Marie Julien (10).

PARCIALES: (18-8) (26-18) (13-16) (21-10)

ARBITROS: Andrés Esteban Domínguez y Samuel Martínez Covelo. Señalaron 17 faltas a BAXI Ferrol y 21 faltas a Celta Zorka Recalvi.

INCIDENCIAS: Partido correspondiente a la vigésimo quinta jornada de Liga Femenina-2 en su grupo A en el pabellón de A Malata (Ferrol) jugado ante 300 espectadores.

Celta Zorka Recalvi no pudo dar la sorpresa ante el intratable líder de competición y cosechó una derrota que le hace descender al tercer puesto en la tabla clasificatoria del grupo A, a falta de una jornada. BAXI Ferrol hizo honor a su condición de invicto y puede hacer historia la próxima semana si consigue mantener la imbatibilidad.

Los problemas se plantearon para Cristina Cantero y desde antes del salto inicial. Mariona Martín y Celia García Paunero causaron baja para el encuentro, lo que complicaba la rotación dada su condición de jugadoras habitualmente titulares en la rotación exterior y con ficha jugadora de formación. En el equipo ferrolano Irene Gari no disputó ningún minuto durante el encuentro.

La entrenadora egabrense optó por colocar de partida a Ainhoa Lacorzana y Adrienne Motley al mando de la dirección ofensiva del juego celeste. Las defensas predominaron durante el primer cuarto. Los dos equipos se mostraron agresivos en la retaguardia, con la línea de presión muy alta y dificultando la tarea de los bases a ambos lados del campo. Las locales tomaron la iniciativa en el juego en los compases iniciales (8-6), compensados por las acciones de Maja Stamenkovic, que recuperaba la titularidad después de cinco jornadas. Las celestes no encontraban la fórmula de superar la defensa local que en ocasiones forzaba el dos contra uno en las esquinas en la subida del balón y las locales comenzaron su despegue. El segundo triple en el cuarto de Patri Cabrera vino acompañado con sequía anotadora celeste (ocho puntos en el primer cuarto), y la concesión del segundo rebote ofensivo vino seguido de un triple de boquete para poenr el 18-8 al final del primer cuarto.

Las celestes no se amilanaron en el arranque del segundo cuarto. Desde el exterior, aprovecharon el momento de inspiración de Rose Marie Julien para acortar las distancias. El partido por momentos se convertía en un correcalles, pero con cierto control de la situación por parte de las ferrolanas. La velocidad en las acciones locales en la transición le llevó a convertir canastas fáciles. El partido no tenía respiro y en ese nivel de intensidad defensiva el arbitraje permitía el contacto constante, de forma que la superioridad física local se vio beneficiada. Primero manteniendo la puntería desde el exterior (siete triples en la primera mitad) y posteriormente aprovechando algunas precipitaciones celestes. Roto el partido (37-22), el tiempo muerto de Cantero no pudo detener los embistes ferrolanos que de la mano de una providencial Patricia Benet llevaba en volandas a su equipo. La canasta sobre la bocina de Leaupepe colocaba el marcador en un expresivo (44-26).

Tras el intervalo, vino la reacción celeste. Durante 5:30 las olívicas jugaron sus mejores minutos del partido. Mantuvieron a raya en defensa el caudal local y en ataque practicaron un juego vertical, liderados de nuevo por Stamenkovic. Las celestes endosaron un parcial de 0-11 que hizo temblar los cimientos del sólido juego ferrolano, que encontró la respuesta a sus problemas cambiando la dirección de su juego (44-37). Una afortunada canasta de Boquete cuando la posesión se terminaba rompía la tendencia, que se convertía en brecha tras un parcial de 7 a 0, detenido por Cristina Cantero con un tiempo muerto (51-37 min. 27). Si Benet fue decisivo en el cambio de tendencia, no menor fue la aportación de Sune Swart. Las ferrolanas focalizaban en la interior sudafricana el juego y ocho puntos consecutivos de la pívot devolvían la distancia holgada para las locales, cómodas en el ritmo de juego, para llegar al final del tercer cuarto comenzando a encauzar la victoria (57-42).

Si las celestes querían tener alguna opción debían realizar el mismo esfuerzo que en el arranque del tercer cuarto y esa circunstancia no se produjo. Las ferrolanas anestesiaron el ritmo de juego y las celestes, sin acierto, cayeron de nuevo en la red. Los minutos fueron pasando hasta que en el ecuador del cuarto las locales endosaron un parcial de 10-0 que resultó ya definitivo (68-44). Penalizó el rendimiento anotador de las viguesas, el escaso protagonismo en ataque de Davydova con sólo una lanzamiento a canasta. Hasta el final, el partido ya no tuvo más historia y las celestes, pese a que no tiraron la toalla, intentaron por todos los medios reducir las distancias hasta el marcador final (78-52) que dejó clara la superioridad local en el partido.

La próxima jornada Celta Zorka Recalvi cierra la liga regular en su pista del pabellón de Navia ante Maristas Coruña, el Sábado 27 de Marzo a las 19:00 horas en jornada con horario unificado.

 

@NanoAmeneiro