CELTA ZORKA PIERDE ANTE AÑARES RIOJA ISB (50-55)

celta-rioja

CELTA ZORKA (50): Anne Senosiain (10), Daisy Alaeze (10) Ylenia Manzanares (11), Cecilia Okoye (6), Kristina Arsenic (3) –cinco inicial- Cristina Loureiro (9), Laura Alonso (0), Raquel Carrera (1), y Candela Hermida (0).

AÑARES RIOJA ISB (81): Garazi Arregui (0), Intza Lizarazu (7) Tamara Taylor (11), Laura Jane Johnson (), Alexis Udoji (0) –cinco inicial- Eider Bereziartu (15), Irati Etxeberria (0), Maite Zubizarreta (5), Istaso Astigarraga (3) y Oihane Aizpurua (4).

PARCIALES: (12-12) (12-11) (12-16) (14-16).

ARBITROS: Adrian Iglesias y Paula Lema. Señalaron 21 faltas a Celta Zorka y 20 Añares Rioja iSB. Eliminada Laura Alonso.

INCIDENCIAS: Acudieron unos trescientas personas al pabellon municipal de Navia, con presencia de una decena de aficionados visitantes. En los palcos estuvieron representantes de Zorka, patrocinador del club, y de Optica Lunic y de Txoko Os Cabazos, colaboradores de la entidad.

Celta Zorka arrancó la temporada en Liga Femenina-2 con una derrota en casa ante Añares Rioja ISB, en un competido e igualado encuentro disputado en la tarde del Sábado en el pabellón Municipal de Navia.

El Celta se presentó con sus cuatro fichajes titulares, que junto a Ylenia Manzanares completaron el primer cinco inicial del campeonato. En sus primeras acciones, ambos conjuntos intentaban imprimir velocidad a sus movimientos. Por otra parte las  defensas rápidamente tomaban posición, impidiendo que se culminaran así los contraataques. Con un baloncesto más coral, las celestes fueron gobernando el partido alcanzando una interesante ventaja (11-5 min.5) en el ecuador del primer parcial. A medida que las rotaciones hicieron acto de presencia, aparecieron las imprecisiones en ambos conjuntos. En el lanzamiento de tres puntos las visitantes se encontaron más acertadas en el período con tres conversiones que mantuvieron la igualdad en el marcador al final del primer cuarto (12-12)

Las señales de que algo no estaba funcionando bien en el Celta se vieron confirmadas en el arranque del segundo cuarto. Un parcial de 0 a 6 en escasos dos minutos dejaban a las claras el desacierto del equipo vigués en ataque. Un tiempo muerto de Cantero para ordenar ideas sirvió al menos para detener la hemorragia que estaba sufriendo el conjunto olívico (12-18 min. 13). La herida se taponó con un parcial de devolución de 7 a 0, que llevó al técnico visitante a tener su turno de detener el partido dos minutos más tarde. Las defensas se estaban imponiendo claramente a los ataques y apenas permitieron alegrías. Cinco puntos consecutivos de Cristina Loureiro otorgaron oxígeno a las celestes que se ponían por delante de nuevo antes de que la americana Laura Johnson convirtiera un 2+1 para llegar al descanso con una ínfima ventaja viguesa en el marcador (24-23).

Tras la pausa reglamentaria, se repitió la historia. Un arranque demoledor de las visitantes (0-7) devolvían la iniciativa a Añares Rioja (24-30 min 22). Celta no era capaz de conseguir el ritmo de juego necesario para encontrarse cómodo en la pista y tuvo que recurrir a su defensa para igualar la contienda. El rebote defensivo se mostraba como factor clave y en ese aspecto el Celta se mostró robusto devolviendo la igualdad al marcador (31-31) min. 26. La discutida cuarta falta personal de Tamara Taylor la llevaba al banco justo cuando parecía despertar. El partido enloqueció durante unos minutos con un intercambio de golpes en forma de canasta llegándose al final del tercer parcial con ligera ventaja visitante (36-39).

La historia del comienzo negativo en el parcial volvía a repetirse para Celta Zorka, con parcial de inicio de 0 a 5 y algún despiste que pudo costar más que le obligó a ir a remolque ya desde el comienzo (36-44 min. 32). Además la fortaleza que había mostrado en su defensa comenzaba a mostrar señales de flaqueza y dejaba segundas opciones de lanzamiento a las vascas, que no desaprovecharon las facilidades que les dieron las celestes para irse en el marcador (42-51 min. 36). El encuentro entró en sus minutos decisivos con las vascas incapaces de sumar más, pero tampoco las celestes estaban con florituras. Se entraba en los dos últimos minutos con el celta a 4 puntos (47-51) y balón, pero no fue capaz de anotar en varias posesiones que tuvo para acercarse en el tanteo. Solo un triple de Anne Senosiain a falta de 9 segundos ponía el marcador en un apretado 50 a 52 pero ya era tarde. Tamara Taylor anotó desde el tiro libre el primer lanzamiento y las visitantes capturaron su rebote ofensivo, de manera que dispusieron otra opción de posesión que ya fue definitiva y se llevaron la victoria final por 50 a 55.

Con esta derrota el Celta comienza con mal pie su andadura en la competición. La próxima semana visitará a Snatt´s Femení Sant Adria, uno de los favoritos de la competición.