«Estoy tranquila en la pista porque sé lo que me piden y cuál es mi rol»

Nuestra conversación con Paula Fernández-Ahuja Álvarez (Avilés, 1995) se produce tras la victoria de Celta Zorka sobre Maristas Coruña. El ritmo de pulsaciones se ha estabilizado y el equipo emprende el viaje de retorno tras una nuevo triunfo en la cancha colegial. Predomina el silencio en el autobús pero Paula nos atiende para conocer sus impresiones acerca del encuentro y de su evolución en esta categoría. Es una conversación tranquila y pausada, con tono bajo y sosegado y que nos permite conocer un poco más a la exterior celeste.

La semana pasada has disputado tu partido número 50 en Liga Femenina 2 con Celta Zorka. ¿Cuál es el balance de esta temporada y media?

Ha sido un cambio increíble desde que llegué el año pasado. Cada entrenamiento de la temporada pasada era algo diferente, una novedad para mí. Este año estoy más asentada en lo que es la categoría, conozco un poco más a los equipos, la forma en que jugamos nosotras. Estoy muy contenta en el equipo, con las compañeras y los entrenadores que me han ayudado mucho en estas dos temporadas.  Más que satisfecha en líneas generales.

¿Cuáles crees que han podido ser tu mejor y peor momento de este año y medio?

Más que un momento, esta temporada está siendo mejor porque me siento más cómoda y más confiada, intentando sacar algo más de provecho de mi juego, sobre todo en ataque. Mi peor momento posiblemente fue al inicio de la primera temporada en que estaba algo perdida. No sabía bien por dónde ir aunque siempre intentaba apoyar desde la parcela defensiva y ayudar al equipo en todo lo que podía.

Cuando das el salto desde liga autonómica, ¿te veías capaz de asumir un cambio de tanta dimensión?

No. Realmente lo tenía en la cabeza desde hace mucho tiempo. Yo quería entrenar. Me gusta mucho entrenar y dedicarle muchas horas al baloncesto. Cuando me dieron la oportunidad y volví a hablar con Carlos Colinas, lo acepté con la incertidumbre de si podía realmente llegar a conseguirlo o no. He entrenado mucho y me han ayudado mucho. He empleado una dedicación que poco a poco se ha visto reflejada en la pista.

Tu rendimiento en categorías de formación con tu club de siempre (Compañía de María) siempre fue muy llamativo. Tus números en la fase final del Campeonato de España Junior (2013) te dieron a conocer a nivel nacional. Luego tardaste cuatro temporadas en aparecer Liga Femenina 2. ¿Por qué la demora?

Mi forma de pensar era diferente. Le dediqué mi tiempo a mis estudios universitarios, no veía el baloncesto de esa forma, no me veía jugando en Liga Femenina 2. Había jugado en mi equipo de siempre pero poco a poco empezaba a sentir la necesidad de entrenar muchas horas y poder mejorar cada día. Cuando volvió a surgir la oportunidad en 2017, lo tuve totalmente claro.

Te has adaptado perfectamente a la categoría. ¿Cuál crees que pudo haber sido el factor más importante en esta buena adaptación?

Obviamente esta competición es totalmente diferente a la liga autonómica. Mi físico me permite ayudar en defensa, y cuando estoy cómoda defensivamente, me permite dar un plus en ataque. Poder ayudar al equipo me ayuda a engancharme al juego y a conectarme con mis compañeras.

¿Qué es lo que más te llama la atención de esta categoría?
Al principio fue la táctica. Pasas de jugar una categoría en que el elemento táctico no es tan importante a ver muchas defensas, ataques y conceptos diferentes respecto a los que estaba acostumbrada hasta ese momento. Otra cosa que me llama la atención es el nivel físico que hay. El trabajo de nuestro equipo es especialmente tremendo en los físicos que tenemos.

En el campo muestras mucha tranquilidad. ¿Eres igual de tranquila fuera que dentro de la cancha?

En pista estoy tranquila porque cuando sé lo que me piden lo que tengo que hacer y cuál es mi rol, estoy con la mentalización necesaria para intentar hacer bien mi trabajo, quizá sea por eso que se perciba esa tranquilidad. La temporada pasada tenía una inseguridad constante porque no estaba segura de si lo que estaba haciendo estaba bien o estaba mal. Fuera de la pista, sí que soy una persona tranquila y poco nerviosa, la verdad.

Estas alternando titularidades con salidas desde el banquillo. ¿Qué pide Cristina Cantero de ti cuando sales a la cancha?

Pues en primer lugar un buen nivel defensivo, que presionemos bien a las bases del otro equipo y complicarles la subida del balón y defendamos bien las líneas de pase. A partir de ahí, que sea vertical en el uno contra uno y que esos tiros que antes no hacía que los intente aprovechar cuando tenga espacios liberados. Pero sobre todo que sea vertical en el uno contra uno y que con pocos botes intente sacar provecho de mis acciones, bien anotando o sacando faltas personales.

Siempre has destacado en el tiro de media distancia. ¿En qué aspecto crees que has mejorado individualmente?

En el tiro exterior. Nunca había tirado desde tan lejos, porque me sentía cómoda con mi tiro de media distancia. El nivel defensivo también es diferente y en esta liga cuando quieres tirar de cuatro metros te encuentras gente grande y alta que no te permite este tipo de acciones. Tener la capacidad de poder tirar bien desde fuera (Paula está en un 50% en tiro de dos y 37% en tiro de tres esta temporada) me permite que sí me salen a defender pueda romper luego en el uno contra uno que es donde también me siento muy cómoda.

¿Qué puntos consideras que debes mejorar?

Quizás mejorar la lectura del juego en ataque, que es algo que Cantero me intenta recalcar. Ver el juego y no anticiparme a querer a hacer las cosas, observar lo que sucede y tener la paciencia necesaria a que llegue el momento en que hay que dar el pase o penetrar a canasta y realizar la buena elección.

¿Cómo ves el futuro tras este etapa actual? Has pasado de jugar en autonómica a ser titular en la final por el ascenso a Liga Día la temporada pasada.

De momento veo esta temporada, nada más allá. Seguir entrenando cada día, ahora tenemos el objetivo de competir en la fase de ascenso y quiero seguir mejorando cada entrenamiento, cada partido, disfrutando de todo ello. Después, no tengo ni idea (risas), a partir de Mayo ya pensaremos en el futuro.

@NanoAmeneiro