Un vendaval celeste asoló Navia (85-58)

FICHA TÉCNICA

CELTA ZORKA RECALVI (85): Mariona Martín (11), Celia García (11), Rose Marie Julien (12), Ángela Coello (15), Marita Davydova (11) -cinco inicial- Ainhoa Lacorzana (0), Noa Comesaña (2), Lucía Fontela (2), Florencia Niski (0), Maja Stamenkovic (11), Clara Prieto (0) y Adrienne Motley (10).

AZKOITIA AZPEITIA ISB (58): Morgan Green (21), Sara Iparaguirre (11), Saioa Altzaga (2), Crystal Primm (6), Margarite Effa (12) -cinco inicial- María Otaegi (0), Intza Lizarazu (6), Alazne Lizundia (0) y Paula Sanjuán (0).

PARCIALES: (22-11) (28-5) (17-22) (18-20)

ARBITROS: Elio Clavería y Adrián Pérez. Señalaron 15 faltas a Celta Zorka Recalvi y 15 faltas a Azkoitia Azpeitia ISB.

INCIDENCIAS: partido correspondiente a la jornada veinte de Liga Femenina-2 en su grupo A, aplazado en su día, disputado en el pabellón de Navia (Vigo) sin público.

Celta Zorka Recalvi cosechó su octava victoria consecutiva y recupera el basketaverage ante Azkoitia Azpeitia ISB, dando un paso de gigante en lograr el objetivo de clasificarse para la fase de ascenso a disputar en el mes de Abril. La victoria además supone la clasificación matemática para la Liga2 PRO de la temporada 2021-22, dado que tiene el basketaverage ganado con GDKO Ibaizábal y seis partidos de margen.

Y el logro se produjo de la manera más brillante posible. Se esperaba muchísima igualdad en el encuentro ante Azkoitia Azpeitia ISB. No en vano, las gipuzkoanas habían logrado un valioso triunfo por 73 a 66 tras un partido igualado. Sin embargo, sobre el parquet de Navia solo existió un equipo y no fue otro que Celta Zorka Recalvi, que dejó el partido sentenciado al descanso (50-16) en un partido completamente sorprendente por la desigualdad que hubo en la pista viguesa.

Celta Zorka Recalvi comenzó el partido con la cuarta titularidad consecutiva para Angela Coello. La canterana continua con su dulce momento de juego y respondió a la responsabilidad otorgada por su entrenadora con 15 puntos, máximo individual en la temporada. La sociedad que forma con Marita Davidova dejó imágenes de juego colectivo muy efectivas. En tres minutos todas las jugadoras titulares anotaban y empezaban a enfilar el partido (12-2), de forma que Andoni Lazkano, técnico visitante, no tuvo otra opción que solicitar un tiempo muerto. Reaccionaron las visitantes mediante las acciones de su base Morgan Green, siempre activa desde los 6.75. Tras amortiguar parte de la desventaja, la entrada de las rotaciones celestes dio nuevo impulso a las locales que llegaron al final de la primer parcial por delante (22-11).

El segundo cuarto fue para enmarcar y guardar en la videoteca. El parcial (28-5) resulta por sí mismo lo suficientemente gráfico para explicar lo que sucedió en la pista viguesa. Al primer envite de Maja Stamenkovic con cinco puntos consecutivos respondió Morgan Green con un triple (terminaría con 6 de 13). El siguiente empuje de Celia García Paunero elevaba a +18 la distancia, saltando todas las alarmas en el conjunto vasco. Una canasta de Sara Iparaguirre cerraría toda la producción ofensiva de las visitantes en el parcial, con cinco erráticos puntos por la agresiva defensa celeste. Estas cerraban el rebote (26-10 al descanso). En ataque, movían el balón con rapidez, circulando con fluidez y equilibrando el balance de interiores y exteriores. La coralidad del juego celeste y el excelso acierto en ataque provocaba que la diferencia se fuese ensanchando ante un ISB incapaz de dar señales de vida. El parcial hasta el descanso se elevó a 18-0, dinamitando no solo el partido sino los posibles basketaverages, tan importantes en el fin de temporada. Fue un vendaval incapaz de ser respondido mínimamente por un equipo desbordado por la genialidad celeste en la pista. Sin lugar a dudas, el mejor basket visto en Navia en mucho tiempo.

Con el partido roto al descanso (50-16) pareció que las gipuzkoanas soltaron los nervios y en la vuelta de la pausa reglamentaria empezaron a anotar con regularidad. Cantero pidió una pausa (54-26) porque no quería un ápice de relajación en su equipo. Tras la pausa ISB afinó un poco más el resultado mediante penetraciones de Green, y las distancias se estabilizaron en torno a los 25 puntos, ensanchadas en la fase final del cuarto (67-38).

En el último cuarto los entrenadores pudieron dosificar a sus jugadoras (con la excepción de Morgan Green, que completó los 40 minutos) dado que ambos juegan mañana el partido ordinario de Liga. Celta Zorka Recalvi logró que siete jugadoras terminaran por encima de la decena de puntos, muy buena noticia pensando en la exigencia de los retos de aquí a la posible fase de ascenso que tiene en mente disputar el equipo celeste. Fase de ascenso que comienza a acariciar con los dedos el conjunto vigués pues tres victorias en los seis partidos que restan pueden resultar suficientes, dado que tiene el basketaverage favorable con Miralvalle e ISB.

Mañana Celta Zorka Recalvi disputará el partido de la vigésimo segunda jornada ante MagecTías Contra la Violencia de Género (Domingo 28 de Febrero, 11:00 horas) en el pabellón de Navia, de nuevo a puerta cerrada.

@NanoAmeneiro