«Vigo es el lugar ideal para seguir creciendo como jugadora»

Nano Ameneiro nos acerca las primeras impresiones de María Barneda Santos (Vilanova i La Geltrú, 1998) tras la firma del contrato que le vincula a Celta Zorka para la temporada 2019-20. La exterior barcelonesa, procedente de GDKO Ibaizábal, ocupa posiciones tanto de base como de escolta, y pese a su juventud, atesora más de un centenar de partidos en Liga Femenina-2, categoría en la que debutó cuando apenas contaba con 16 años.

Barneda completa los puestos exteriores del equipo, y su polivalencia le convierte en una alternativa en los puestos de base y escolta. En Diciembre cumplirá los 21 años y en ese corto espacio de tiempo ya ha completado 122 partidos en competiciones federativas, incluyendo su debut en Liga Día.

La trayectoria deportiva de María Barneda comienza en Basket Almeda de Cornellá de Llobregat (Barcelona). En su paso a edad cadete fue captada por Segle XXI para formar parte del proyecto federativo. En el equipo barcelonés permaneció cuatro años (2012-16), disputando en edad junior la Liga Femenina-2. La transición al baloncesto senior lo realizó en las filas de Campus Promete de Logroño (2016-17), la temporada en que el equipo riojano contó con los dos equipos en Liga Día y Liga Femenina-2. En la capital riojana llegó a disputar debutar en la máxima categoría dispuntando un total de dos partidos en Liga Día. Las dos últimas temporadas las completó en las filas de GDKO Ibaizábal (2017-19), alcanzando la fase de ascenso en la primera de ellas. Precisamente en la fase de ascenso disputada en Valencia (2018) se enfrentó a Celta Zorka, equipo que conoce bien.

El mayor logro personal de María Barneda es el campeonato de Europa U20 que alcanzó el verano pasado en Sopron (Hungría). A las órdenes del vigués Miguel M. Méndez, la catalana se reencontrará con Mario Muñoz, preparador físico de Celta Zorka con el que logró el preciado metal en tierras húngaras.

Estudiante universitaria del grado de Ciencias de la Actividad Física y Deporte, ella mismo se define como “una jugadora versátil, que puede jugar tanto en la posición de uno como de dos. Me considero una jugadora de equipo y muy competitiva. Ofensivamente, puedo aportar tiro exterior y ritmo en el juego. Defensivamente, pienso que soy una buena defensora pero siempre se puede mejorar”. Dentro del ámbito de aspecto de mejora, María Barneda considera que “unas de las cosas que tengo que mejorar es en el aspecto físico y también en la dirección de juego. Soy una persona trabajadora, así que estoy dispuesta a mejorar todos mis defectos” concluye sobre cómo se ve ella misma como jugadora.

Celta Zorka ha sido su rival en las dos últimas temporadas por lo que conoce bien el equipo. Apunta que “desde mi punto de vista es un Club muy profesional, que trabaja y ayuda a las jugadoras en todos los aspectos. En su mejora como jugadora, como persona…y para mí ésto es fundamental”. Recuerda sus dos visitas a la ciudad en que “me he quedado con el ambiente de baloncesto que se respira en Navia, la implicacion de la gente con el equipo y eso se disfruta”. Respecto a sus futuras compañeras indica que “no he tenido la oportunidad de conocer a las compañeras pero estoy segura de que es un grupo muy bonito y muy unido, o al menos es lo que se ve desde fuera”. Para la jugadora nacida en Vilanova y La Geltrú, tras formarse en Cartaluña y jugar en filas de Logroño y Galdakao, el norte seguirá siendo su hogar ya que “personalmente no conozco la ciudad de Vigo, nunca he estado en ella salvo para los partidos. Pero sí que me han hablado positivamente, y se que en el norte se vive bien. Así que creo que no voy a tener ningún problema en adaptarme”.

En el ámbito deportivo Barneda espera aportar al equipo “sobre todo trabajo. Seguir haciendo lo que ya sé hacer y poner en práctica todo lo que progrese en el Celta.” También quiere para la próxima temporada “intentar ayudar en todo lo que pueda al equipo, para estar lo más arriba posible. Creo que Celta es el sitio ideal para seguir mejorando en todos los aspectos del juego y como persona. Así que, estoy muy contenta de poder formar parte del proyecto” concluye sobre las expectativas que tiene en la próxima temporada.

 

María Barneda se convierte así en la séptima jugadora del proyecto de Celta Zorka en la temporada 2019-20.  El club ya cuenta con Anne Senosiain, Ainhoa Lacorzana, Itziar Germán, Tamara Montero, Celia García y Elo Edeferioka. Es la primera alta de la plantilla celeste, que todavía no ha cerrado la plantilla para la siguiente temporada.