Y llegó la primera derrota (66-53)

LIMA-HORTA BARCELONA (66): Elena Silva (2), Vanesa Verbo (4), Eliana Soriano (24), María Martiañez (4), Paula Tutusaus (8) – cinco inicial- Angels Farré (3), Cristina Soriano (6), Mireia Daura (0), Ana Alonso (15), Paula Barghout (0), Judith Turrión () y Laura López (0).

CELTA ZORKA (53): Anne Senosiain (8), Paula Ahuja (4), Itziar Germán (10), Hildur Kjartansdöttir (4), Raquel Carrera (5) -cinco inicial- Celia García (2), Lucia Fontenla (0), Elo Edeferioka (19) y Cristina Fernández (1).

PARCIALES: (13-13) (16-18) (16-6) (21-16).

ARBITROS: Abraham Hormigo y Joan Fanes. Señalaron 22 faltas a Lima-Horta Barcelona y 13 faltas a Celta Zorka.

INCIDENCIAS: partido correspondiente a la 19ª jornada en el grupo A de Liga Femenina -2 disputado en Barcelona en el pavelló Virolai

Celta Zorka ya conoce la derrota en el campeonato. Tras dieciocho victorias consecutivas, el equipo celeste capituló en Barcelona ante un rival muy intenso que en la segunda mitad se mostró más acertado que las celestes y se llevó una victoria que les permite seguir aspirando a participar en la fase de ascenso.

A las cononocidas bajas de Tamara Montero y Ainhoa Lacorzana, se presentó el equipo vigués sin Adrienne Motley, convalenciente durante al menos quince dias. Anne Senosiain con problemas en un tobillo y Hildur Kjartansdöttir y Raquel Carrera con molestias musculares, completaban el parte médico del equipo céltico.

Pese a estas circunstancias, el equipo defendió su imbatibilidad hasta el descanso. Comenzó mejor el equipo barcelonés, que logró una ventaja inicial en los primeros minutos (7-3 min.4). Sin embargo las celestes dieron respuesta desde el lanzamiento exterior con tres triples en el primer parcial, que mantenía a las viguesas en el partido. Se llegaba al fin del primer parcial con empate a trece y máxima igualdad sobre el parquet.

En el segundo cuarto, las olívicas se entonaron en ataque. Un primer parcial de 0-5 llevó a Sergio Manzano, técnico local, a solicitar una primera pausa con las celestes ya mandando en el marcador (13-18). Las celestes enlazaron buenas acciones ofensivas para ensanchar las distancias hasta alcanzar la decena (19-29 min. 17). Sin embargo Lima-Horta fue capaz de reaccionar y tras endosar un parcial de 8 a 0, volvió la igualdad al parquet a la llegada del descanso (29-31). El equipo celeste pudo romper antes del descanso y acabaría pagando la reacción barcelonesa.

El intervalo sentó mal a las celestes. Su rival comenzó a afinarse en el lanzamiento exterior de la mano de Eliana Soriano y Ana Alonso. En lineas defensivas fueron capaces de cerrar los espacios, de forma que el equipo celeste no logró buenas opciones de lanzamiento. El juego interior vigués acabó desquiciado y ni siquiera Elo pudo aprovechar sus seis capturas ofensivas para hacer caja. Las barcelonesas se cerraron bien en defensa y las celestes se precipitaron en ataque, con muchas imprecisiones y llegando al final del tercer cuarto (45-37) con Celta Zorka anotando solo seis puntos en el cuarto.

En el último parcial y viéndose por detrás la ansiedad causó efecto en las viguesas. El cansancio acumulado y las circunstancias de la semana hizo que las barcelonesas, con amplia rotación y experiencia, supieron llevar el partido a su terreno favorable para llevarse el encuentro con un amplio marcador final (66-53). El acierto barcelonés en la segunda mitad fue la clave del partido.

Celta Zorka sufre así su primera derrota de la temporada. Osés Construcciones Ardoi cayó en su pista ante Segle XXI que viene al alza y deja a Patatas Hijolusa en segundo lugar de la tabla a tres partidos de las celestes, estrechándose las posiciones de los perseguidores celestes. Barça CBS también perdió su encuentro ante Arxil que ve más cerca la permanencia. Se presenta una lucha por entrar en la fase muy bonita, con Celta Zorka a dos victorias de lograr el objetivo a falta de siete jornadas para la conclusión.

El próximo partido será ante Inmobiliaria Victor Antuña, el viernes 1 de Marzo a las 21:00 horas en el pabellón de Navia.

@NanoAmeneiro