Celta Zorka Recalvi se autocondena en Plasencia (65-57)

 

FICHA TÉCNICA

EXTREMADURA MIRALVALLE PLASENCIA (65): Alicia Morales (10), Sofia Aínsa (9), Timawe Weledji (12), Princess Aghayere (16), Stacia Robertson (6) -cinco inicial- Andrea Cueva (5), Rosa Garrido (0), Natalia Pizarro (0), Celia Rodríguez (5), E. Sánchez (2).

CELTA ZORKA RECALVI (57): Mariona Martín (4), Lucía Fontela (0), Celia García (7), Maja Stamenkovic (7), Marita Davydova (11) -cinco inicial- Ainhoa Lacorzana (5), Noa Comesaña (7), Florencia Niski (2), Clara Prieto (0), Angela Coello (4), y Rose Marie Julien (10).

PARCIALES: (22-11) (10-17) (19-10) (14-19)

ARBITROS: Rodrigo González Morán y Antonio Domínguez Durán. Señalaron 19 faltas Extremadura Miralvalle Plasencia y 21 faltas a Celta Zorka Recalvi. Eliminaron por dos faltas técnicas al entrenador local.

INCIDENCIAS: partido correspondiente a la quinta jornada de Liga Femenina-2 en su grupo A en el Pabellón Ciudad Deportiva de Plasencia en Plasencia (Cáceres) jugado con público.

Decía Cristina Cantero en la previa del partido que el primer gran desplazamiento de la temporada pasada se había saldado con derrota en Barakaldo y no quería repetir la experiencia. Tendrá trabajo por delante la entrenadora viguesa para reparar el daño que la derrota en Plasencia puede causar en el conjunto vigués pues en el primer viaje, estrenaron el casillero negativo en pista de Extremadura Miralvalle Plasencia. La derrota fue totalmente merecida, pues el equipo dirigido por Cantero no encontró el ritmo del partido en ninguna fase del mismo y estuvo a merced del equipo extremeño, recién ascendido de categoría nacional, y que jugó muy bien sus bazas.

Los dos equipos comenzaron con sendas defensas individuales el partido. En seguida Miralvalle tomó la iniciativa en el marcador. La joven balear Sofía Aínsa con ocho puntos, en los que se incluyen dos triples, llevó a su equipo en volandas alcanzando las primeras diferencias. Celta Zorka Recalvi se mostraba fallón bajo el aro y algunas buenas penetraciones a canasta viguesas no culminaron en canasta, lo que propiciaba el despegue local. Las dos extranjeras de Miralvalle comenzaban a mostrar su potencial y Weledji desde el 6.75 ponía al final del primer cuarto en delantera a las extremeñas (22-11) que aunque en el marcador doblaban a las celestes no transmitían tal sensación de superioridad en la pista, al menos en este cuarto.

Reaccionaron las celestes en la vuelta tras la primera pausa, y un parcial de 6-0 (22-17) parecía que volvía a colocar la situación en su sitio tras la sorpresa inicial, dadas las trayectorias de ambos equipos. La segunda falta llevaba a Stacia Robertson al banco y el equipo local se quedaba sin su estilete en la zona, ya que no retornaría hasta el tercer parcial. Ainhoa Lacorzana había vuelto a la cancha dos jornadas dejando buenas sensaciones en esta fase del partido. En ataque las placentinas atravesaban por dificultades ante la subida de intensidad olívica, que equilibraron las fuerzas sobre el parquet. Con buenos minutos de Noa Comesaña, las viguesas recortaron hasta dejar la diferencia ínfima (28-27 a 1:45), pero no lograron darle la vuelta al marcador antes del descanso (32-28).

Tras la pausa reglamentaria, Cantero probó una alternativa no explorada en la presente temporada. Lacorzana ejercía en el puesto de base y el comienzo fue francamente bueno. Dos acciones interiores de Marita Davydova y dos contraataques de Celia García otorgaban por primera vez la iniciativa en el marcador a las celestes (33-34). Fue un espejismo porque el equipo trasladó sus problemas a la retaguardia con problemas defensivos para detener el poder intimidador de Robertson, y facilitaron segundas opciones de lanzamiento. Miralvalle circulaba hasta que encontraba a Aghayere, que se hizo colosal en esta fase del partido.

Con la reacción local iniciada, Celta Zorka Recalvi entró en barrena con pérdidas de balón impropias de un equipo de su nivel y muy malas decisiones que llevaron a la hecatombe. Desde el exterior el equipo naufragaba, mientras que en el interior era incapaz de detener a Aghayere que fue creciendo progresivamente. Ni siquiera la segunda técnica al entrenador local por la que era descalificado fue aprovechado por las viguesas, que veían cómo  las cacereñas endosaban un parcial del 14 a 2 en esa franja, lideradas por Aghayere para irse al final del tercer cuarto en clara distancia (51-38).

La radical decisión de Cantero realizando cuatro cambios en el cambio de cuartos vino acompañado por un cambio a defensa zonal durante unos minutos. La montaña rusa que supuso el parcial comenzaba con un parcial de 5-0 local que puso la máxima diferencia (56-38) en el primer minuto del cuarto, que fue respondido velozmente por un parcial de 0-8 celeste bajo la dirección de Florencia Niski. La uruguaya revolucionó el ritmo del ataque vigués buscando la heroicidad (56-46, min. 34). Los ataques locales se convertían en largas posesiones y con más corazón que cabeza las celestes con acciones de Rose Marie Julien fueron recortando las diferencias. Resultaba un esfuerzo tardío porque se entraba en el último minuto ocho puntos abajo. Las continuas faltas que realizaron las celestes fueron desaprovechadas por las locales desde los tiros libres, que sumaban de uno en uno. Celta llegó a colocarse a cuatro puntos a falta de 25 segundos del final, pero una nueva pérdida viguesa en transición dejaba el partido sentenciado para las locales, que amarraban un merecido triunfo (65-57) ante su enfervorecido público. Extremadura Miralvalle lograba vencer a uno de los equipos llamados a estar en los puestos de privilegio.

Celta Zorka Recalvi recibirá en la próxima jornada a Adareva (Sábado 7 de Noviembre, 18:30 horas) en el pabellón municipal de Navia.

@NanoAmeneiro